Disney+ o Netflix, ¿Cuál está llamada a ser la marca más fuerte del streaming?

En las guerras comerciales, al final lo que hay es una guerra de marcas. La gran cuestión de fondo es la de quién es la marca más potente y la que tiene el favor más claro del público. Solo hay que pensar en las grandes batallas para comprenderlo. Cuando se habla de la enemistad entre Coca-Cola y Pepsi y su guerra de marcas, la pregunta final es la de a quién prefiere el consumidor. El qué marca acaba en tu carrito de la compra.

En el mundo del streaming, las cosas van muy rápido y las marcas se están asentando de forma sólida. Hace cinco años todo era novedoso y sorprendente. Ahora no solo es la razón por la que la tele está en crisis, sino también una pieza incuestionable de los hábitos de consumo de contenidos de los espectadores. Ya da igual a qué generación pertenezcas: verás alguna plataforma de VoD.

Y por ello la gran cuestión no es si el streaming va a triunfar – que ya lo hizo – sino quién va a ser el rival más fuerte. Ha llegado el momento de la gran rivalidad de marcas y de descubrir quién es la que tiene una base de reputación e imagen corporativa más sólida. El momento Pepsi vs Coca-Cola (o Microsoft vs Apple, las competiciones han sido muchas) de esta industria se avecina.

Los dos grandes players

Los grandes competidores parecen claros. Netflix es la gran reina del VoD y ahora mismo el rival más fuerte. La compañía tiene una identidad muy clara, que ha llegado a muchos públicos. Ahí está el hecho de que mucha gente, cuando le dices que estás viendo tal o cuál serie, pregunta si es en Netflix. La empresa fue la que inauguró la categoría, la disruptora que puso a todo el mundo a ver contenidos bajo demanda de forma recurrente y la primera en llegar a muchos mercados.

Por ello, existe una cierta identificación entre categoría y player. Si a eso se suma que muchas de las series más virales del año suelen ser suyas, se comprende todavía mejor su potencial de mercado.

El otro gran competidor es Disney+, un player en realidad reciente pero con un tirón incuestionable. No solo es quien tiene las series de las grandes franquicias de contenidos (Star Wars, Marvel) sino que además es el servicio que mejor ha sabido amortizar el poder de una marca clásica. Disney+ es Disney y con ello todo el valor de la marca de origen.

Su estrategia de marketing en su lanzamiento ya usaba como gran palanca de posicionamiento justo ese poder, el valor de su imagen de marca. En su última campaña publicitaria, Disney+ juega igualmente con eso: tiene las nuevas historias, pero también las de siempre, porque lleva contando historias a los espectadores décadas.

Cuándo llegará el sorpasso

Por tanto, la gran batalla será la que enfrente a estos players. De ahí saldrá la marca más potente del universo streaming. Según un estudio reciente de Digital TV Research, el sorpasso llegará en 2028. Ahí será cuando Disney+ adelante a Netflix.

Entre 2021 y 2027, el mercado global del streaming crecerá en 550 millones de suscripciones, para llegar a un total de 1.750 millones. Este crecimiento beneficiará sobre todo a las plataformas más populares. Netflix ganará 60 millones de suscriptores entre 2021 y 2027, pero Disney+ logrará acumular 146 millones más de los que tiene. Este crecimiento le permitirá adelantar a su rival.

Aunque a primera vista esto pueda parecer malas noticias para Netflix, no lo son del todo. En la anterior estimación sobre el estado de las cosas, la previsión era que el sorpasso fuese en 2026. Netflix ha logrado dos años de gracia, lo que confirma que lo que ha estado haciendo en el último año para mantener su marca como algo deseable y atractivo funciona.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.